Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio Más información Aceptar

01/02/2019

Pensar en el verano

Con este frío apetece pensar en el verano: más horas de sol, piscina, playa, vacaciones, juegos, casales, colonias, familia ...

Nosotros ya le damos vueltas y estamos trabajando con nuestros casales de verano para hacer que estos sean una oportunidad para adquirir nuevos conocimientos; una fuente de diversión, relación y de emociones para todos los niños y niñas que los compartan con nosotros.
Pensar en el verano

Las empresas de ocio y las asociaciones que organizan y gestionan centros de verano ofrecen un abanico de propuestas diferentes para que cada niño y niña encuentre la opción que más le encaja con sus inquietudes: centros 100% lúdicos; centros de manualidades; centros de robótica; centros de danza, canto y teatro ...

A veces como AFA, AMPA, escuela o entidad cuesta decidirse a la hora de colaborar con una empresa para que gestione su casa de verano.

Nosotros queremos ofrecerle una lista con 7 aspectos a tener en cuenta a la hora de contratar la gestión para su casal de verano:

1. La relación de proximidad y trato cercano entre las dos organizaciones es muy importante para obtener un producto digno y que contente a las dos partes.

2. Las propuestas a medida permiten obtener el máximo rendimiento de los recursos o instalaciones existentes en la instalación y en el entorno. Adaptación objetivos, centro de interés, actividades ... es importante para que todo salga sobre ruedas.

3. La gestión global de todos los aspectos de la casa. A ocio dos mil, por ejemplo, ofrecemos la planificación, preparación, organización y valoración de toda la propuesta, monitorización y actividades.

4. La división de los grupos de la casa según sus necesidades y objetivos. El hecho de que las actividades se adapten a las edades y necesidades de los participantes.

5. El hecho de cumplir la normativa y seguridad de las actividades de educación en el ocio marcadas por la Generalidad de Cataluña.

6. Cumplir la ratio de un monitor por cada diez participantes garantizando una mejor atención de los participantes.

7. Experiencia y talante de la monitorización. Que el monitoreo se adapte a la propuesta es imprescindible, que tenga un trato cercano, amable y experto también.

Los monitores de Lleure dos mil trabajan de manera estable en el mundo educativo no formal, convirtiéndose en una garantía de cohesión y profesionalidad que repercute en el éxito de las actividades.

 

Si revisais estos aspectos seguro que encuentrais la propuesta que más os encaje!

 

Contactanos

Por donde nos has conocido?

Enviar